sábado, 8 de julio de 2017

Amensia 2017


Luis ameller  fotosub

El Amnesia por profundidad es un pecio poco visitado, aunque realmente interesante; se trata de una inmersióm profunda y que en la mayoría de los casos supondrá tan sólo unos minutos de fondo.
Se cumplen dos años desde mi última inmersión aquí, y ciertamente tenía ganas de volver, no era el mejor día por los vientos y oleaje pero el grupo de buceo decidió ir.
Tras largar muchísimo cabo de ancla comenzamos a bajar lentamente con corriente y de inmediato estábamos rodeados del inmenso y a veces intimidante profundo azul.
Tardamos cuatro minutos en bajar y llegar hasta los restos del pecio, el ancla cayó cerca y de camino al pecio una curiosas formaciones sobre la arena y el cascajo me hicieron pensar en las líneas de Nazca (sería la Narcosis), sobre el fondo; muchos erizos violáceos y estrellas de mar de enormes dimensiones.
wreck diving menorca
Frente a nosotros se reconocía el movimiento de la nube de peces, ahí estaba el Amnesia.

La inmersión duró 9min, con lo que realmente tomé 6 fotos en un mismo lugar y ascendí. Mis compañeros de buceo rodearon los restos, vieron Congrios, Morenas, salmonetes, cabrachos, nudibranquios e incluso una Pintarroja (Gató en Menorca), o cómo lo llamó Claude posteriormemte en la barca: "un tiburoncillo".

menorca underwater photography

La mejor inmersión del año acabó con una larga DECO, que por lo general son aburridas y cuando hay corriente un incordio, pues pasar 12 minutos agarrado a un cabo bajo la barca luchando con la corriente, sinceramente, es un rollo!

Tras la emoción de una fabulosa inmersión, pasé las sucesivas paradas mirando al azul con la esperanza de que en algún momento se dé un maravilloso encuentro en la naturaleza.
Los minutos pasaron, y lo único que ví fueron algunas medusas.

De vuelta en la barca, la emoción de una buena "buceada" y los comentarios entre buzos exaltados sirven de preámbulo para preparar la siguiente inmersión en el Pecio del Amnesia.







lunes, 5 de septiembre de 2016

Illes Bledes, Nuevos territorios

El actual estado de las cosas significa que bucear en una Reserva Marina de Baleares está realmente complicado, una opción es ir con un centro de buceo; pero si uno quiere ir por libre la situación cambia.
Para empezar cada Reserva de Baleares tiene un tratamiento diferente por parte del Govern Balear, en unas pagas mucho, en otras poco, anualmente o cada vez que buceas; en algunas incluso se pesca.
Personalmente, me parece más cómodo una licencia anual.
Hoy por hoy, la web para solicitar el permiso parece que falla y al menos desde el Club Náutico los últimos intentos han sido problemáticos.

Superados los problemas, finalmente se buceó y en una zona limítrofe con la Reserva Integral, pensábamos que habría mucha más vida por ser una zona protegida, aunque lo realmente interesante son los fondos marinos, las formaciones rocosas y un fondo de cascajo y enormes cantos rodados.

Menorca Reserva Marina
Luis AMeller
Luis AMeller
Luis AMeller




martes, 2 de agosto de 2016

El Nuevo Santa

Santa clara wreck menorca

Uno de los pecios menos accesibles de Menorca es el Santa, principalmente por su profundidad y situación expuesta a muchos de los vientos de la isla.
Quizá estos condicionantes ayuden a que sea un gran favorito de muchos buceadores locales.
Diver on santa clara wreck menorca

Este último año, el pecio ha sufrido un gran cambio a causa de la erosión, pues durante el invierno finalmente cayó el mástil de proa que le daba una característica silueta en la profundidad.

Jeep militar hundido menorcaCerca del pecio se encuentran los restos de un vehículo, según me contaron cayó al mar desde algún carguero, curiosamente se encuentra cerca del Santa y puede ser explorado en la misma inmersión.

De este supuesto Todoterreno militar quedan muy pocos restos, la estructura del Chasis, algo de la carrocería ybastantes cables mecánicos y eléctricos.
De sus formas se intuyen la posición del volante, el parachoques, algún depósito de líquido y muy poca cosa más.

Luis Ameller Santa Clara Wreck menorcaPecio Menorca Santa clara luis ameller</p><p>





sábado, 26 de diciembre de 2015

Thistlegorm 2015



LAF--9248 El Thistlegorm es quizá el pecio más famoso del mundo, sólo tuvo un año de vida y su fama le ha llegado en el fondo del mar, la verdad que bucearlo recorriendo sus bodegas cargadas de armamento y repuestos militares es una experiencia impresionante aunque a veces se nos escapa que las burbujas de aire producidas por los buceadores también erosionan y ayudan al deterioro.
Es cierto que mucho del daño viene provocado por la extraña manera de amarrarse al propio pecio que tienen los cruceros y barcos que lo visitan, es por ello que se creó una plataforma y proyecto de conservación "Saving the Thistlegorm".
Este pecio recibe miles y miles de buzos cada mes con el consiguiente desgaste; además todavía hay quién aprovecha para robar y desmantelar partes de su interior, restos que se llevan como souvenir.

LAF--9187
Las dos inmersiones que hicimos aquí me supieron a muy poco, esa fué la tónica de todo el viaje; me quedé con ganas de más en cada pecio.
En la primera visitamos el interior, no conseguí buenas fotos aunque gocé de lo lindo recorriendo los compartimentos oscuros y viendo alas de avión, rifles, motos, vehículos y demás repuestos iluminarse a nuestro paso.
En la segunda inmersión rodeamos parte del buque y los restos cercanos, este punto de buceo suele tener corriente, hay que resguardarse de ella si uno quiere hacer fotos.

Fué aquí dónde conocí un dato que ayudó a mitigar mi frustración fotográfica, los cruceros de Fotosub en algunos casos llegan a hacer 11 inmersiones en el pecio; lo cuál amplía bastante la posibilidad de conseguir buenas tomas.

LAF--9258-Editar
LAF--9260

lunes, 21 de diciembre de 2015

Brothers, corrientes y tiburones.

LAF--9532-EditarLAF--9369

Otro de los lugares más conocidos de Egipto por los buceadores son las Islas Brothers, dos islotes entre corrientes dónde los barcos acuden para tener encuentos con tiburones.
Tuvimos fortuna al ver Tiburones, en mi caso no tan cerca como hubiera querido aunque otros compañeros sí tuvieron la suerte de un emocionante cara a cara.
La inmersiones aquí son exigentes desde el punto de vista de consumo de aire, pues hay bastante profundidad y mucha corriente, ninguna de mis inmersiones llegó a los 50 minutos.
Las paredes son bonitas e interesantes por su color, y aquí también hay dos pecios, el AIDA y el NUMIDIA, ambos muy profundos.
Las 6  inmersiones en las islas hermanas dieron para mucho y en cada una pasamos un buen rato mirando al azul, expectantes y ansiosos de ver aparecer algún enorme tiburón.
Vimos Barracudas, atunes, tiburones de arrecife, Tiburón Zorro y Longimanus además de enormes morenas, peces Napoleón así como los habituales y coloridos peces de este tipo de zonas.
Sólo nos faltó ver el tiburón Martillo.
www.diverslandredsea.com




De todas las fotos que tomé, la de Pam buceando sobre el AIDA es quizá mi favorita, resultó ser una fabulosa buceadora a pesar de no estar convendida de ello, y por casualidades acabamos emparejados en esta inmersión. Ella sin saberlo acabó en esta foto, aportando una magnífica silueta de Modelo fotosub, lo cuál por lo general es difícil de ver, ¡especialmente sin avisar!
LAF-9376
LAF--9413

jueves, 17 de diciembre de 2015

Salem Express, ¿Volverías?


LAF--9663
Llegó la hora de la segunda inmersión y a pesar de mis dudas, buceé de nuevo el Salem Express.
Los demás barcos venidos desde Safaga se habían ido y aparentemente teníamos el pecio para nosotros aunque en cuestión de 5 minutos eso cambió y de nuevo estabamos rodeados de barcos llenos de submarinistas equipándose.
LAF--9636Habíamos programado la penetración al barco como segunda inmersión; iríamos en fila y ordenados. A la hora de entrar a la bodega había llegado a la mitad del grupo y sabiendo de las dificultades para fotografiar en un entorno así a causa del aleteo y los movimientos de los buzos; me colé, pasé de los primeros del grupo aunque a la segunda foto ya me habían adelantado todos mis compañeros de inmersión; otra vez a la cola del grupo me encontraba buceando entre una nube de sedimento en suspensión; intenté recolocar el flash, orientarlo de la manera que iluminara la menor cantidad de polución y mientras jugaba y experimentaba con el brazo del Flash llegó el segundo grupo, y a lo lejos se reconocía otra docena de focos, el tercer grupo esperaba para pasar a la bodega.
Claramente, las fotos quedarían para otra ocasión.
LAF--9682 El primer tramo que buceamos estaba repleto de equipaje, bultos embalados, mantas, bidones, herramientas y todo tipo de enseres; más adelante unos coches y una tractora; fotografié algunas cosas con poca fortuna y falta de tiempo; el grupo que venía tras de mí me achuchaba.
Al fijarme un poco, de nuevo la cabeza comenzó a funcionar, el equipaje había sido saqueado, bultos y maletas abiertos aparentemente a golpe de navaja; entre los restos ví un pequeño triciclo, tenía las ruedas de color verde, cerca una bolsa abierta y ropa infantil esparcida.
"¿Que c*j**es hacemos aquí?" pensé.
LAF--9709
La inmersión continuó, ascendimos y pasamos al restaurante de abordo; un lugar más curioso puesto que las mesas están en la pared lateral al igual que los taburetes.
Para entonces ya volvíamos a ser muchos en el pecio, había muchos buzos con equipos técnicos, bibotellas, sidemount e incluso varios Rebreathers, gente aparentemente muy equipada para nosequé exactamente.
El humor me cambió por suerte cuando ví algunas escenas ridículas ante mis ojos, una pareja que iba muy equipada dentro del restaurante intentó salir por la única ventana que aún tenía cristal, el porrazo fué casi más tremendo que el susto, más adelante un tipo equipado con sidemount estaba atascado en una escotilla; precisamente el Sidemount es para evitar estas cosas.
Y una vez en el exterior ví peces, muchos peces, algo de vida entre aquella tristeza.
LAF-9602
La segunda parte de la inmersión estuve mejor, pero salí del agua con unos sentimientos muy confusos; había sido uno de los pecios más impresionantes que había buceado y tenía ganas de muchísimo más, ya que fotográficamente es un sitio superinteresante.
Y, por el otro lado la conciencia me decía que no deberíamos estar husmeando ahí abajo; que era una ofensa a los fallecidos, que pensarían los familiares de los difuntos al vernos practicando actividades de ocio en el lugar dónde perdieron la vidas tantos de sus seres queridos.

Con total sinceridad, no sé si volvería a bucear el Salem Express.


lunes, 14 de diciembre de 2015

Salem Express o ¿porqué bucear un cementerio?

LAF--9625-EditarLlegando a los últimos días del crucero de buceo, buceamos este gran buque y vivimos un momento algo difícil de describir; la primera vez que oí hablar de este pecio fué a raíz de unas fotos en una exposición, sabía que era grande, reciente y que hubo muchos fallecidos; más adelante en foros leí de gente que prefirió no bucearlo; gente que abandonó a media inmersión y de buzos que tenían dudas sobre la moralidad de llevar a cabo dicha inmersión.
LAF--9595
LAF--9600Como gran aficionado a los pecios, fotógrafo y mente curiosa supongo que me dejé llevar, y posiblemente no tuve en cuenta los hechos realmente importantes.
El hundimiento de este Ferry fué trágico por la enorme cantidad de vidas perdidas, oficialmente 470; aunque se entiende y parece que dan por hecho que la magnitud real de la catástrofe fué mayor; pues el barco llevaba más pasaje del permitido y el número de víctimas casi dobla la cifra oficial.

LAF--9632
El Salem Express es un Ferry de enorme tamaño con lo cuál se programaron dos inmersiones; casi 90 minutos, poco tiempo para un pecio de estas dimensiones.
La primera dió para visitar la parte exterior y los extraplomos de estribor, en dónde estaban caídos todo tipo de restos, partes del buque, botes salvavidas, y objetos varios que formaban parte del cargamento.
Una de las primeras cosas que reconocí fué parte del equipaje, había varias maletas, un transistor y lo que quedaba de un televisor.
Me dí cuenta de seguida que este lugar era ideal para hacer un proyecto fotográfico.
Continué fotografiando y observando, hasta ver el primer detalle que de veras me hizo pensar en la seriedad de estar buceando este lugar.
Entre los restos ví un traje, un mono blanco que marcaba claramente una silueta humana sobre el fondo; dejé de respirar; dudé y me alejé mientras lo miraba.
Minutos más tarde, de retorno al barco; lo fotografié.

En cierto momento llegó a haber un gran gentío, quizá más de 100 submarinistas a la vez, está claro que este pecio es realmente impresionante y verlo, desde el punto de vista del interés de un buzo aficionado a los pecios, es una maravilla; pero todo ello no dejaba de tener cierto aire a Circo y Morbosidad.

LAF--9605
Los últimos minutos de la inmersión los pasé en la parte menos profunda, el costado de babor del buque está tomado por esponjas y corales que camuflaban el nombre del buque; entre los cuáles se movían agitadamente los bonitos y minúsculos peces pipa.
En el cabo durante la parada de seguridad, veía y oía como continuaban llegando barcos de buceo; pasaron los tres minutos de parada y era hora de regresar a la superfície, salí del agua dudando si debía hacer la segunda inmersión.